2-Apertura de Campaña-Lunes 4 de agosto

#AYUDANOSAAYUDAR JUNTOS POR UN CONTINENTE MÁS JUSTO Y SOLIDARIO

#AyudanosAAyudar fue la campaña para América Solidaria producida dentro de un espacio colaborativo por BAKU COLECTIVO, LA RULA Y LA RONERA fue el 90% online pero apoyada por muchas personas no solo en redes sociales sino en nuestro entorno offline como quien imprimió volantes para compartir con sus amigos.

Buscábamos dar a conocer la misión de América Solidaria y apoyarlos para que más personas quisieran unirse como voluntarios, objetivo que se logró porque todos los que vieron el video o siguieron la actividad en redes sociales supieron que la organización existía y así fuera por simplemente curiosidad averiguaron que hacían y a los que les pareció chévere se acercaron y preguntaron cómo podían ser parte de la campaña y de la organización.

La campaña nos impuso retos, nos dejó aprendizajes y creó una red de buenas personas aplicando el voluntariado 2.0 o virtual que hoy en día pueden convertirse en amigos.

Teníamos una meta bastante alta: 30.000 views de la historia de Lucas (el video). Sin embargo la meta pronto disminuyó y se volvió mucho más real 3.000 views (el 10%) y no estuvo mal, al contrario concentraron mucho más los esfuerzo y al alcanzarla y sobre pasarla fue bastante gratificante.

En  campaña pudimos implementar varias estrategias de social media para lograr la difusión que tuvo, y sobrepasar la falta de presupuesto. Por ejemplo:

  • Contamos con el apoyo de influenciadores para quienes creamos una pequeña plataforma propiciando una sana competencia que impulsaba a la difusión. La ganadora tuvo su reconocimiento.
  • Tuvimos selfies (no solamente en el continente americano) apoyando la campaña ampliando nuestra llegada a más personas.
  • El álbum con los reconocimientos a los actores principales de la campaña también generó reacciones positivas. Por ese álbum no solo estuvieron los equipos sino personas que se unieron a ayudar con toda.
  •  Los medios de comunicación online abrieron sus micrófonos y pusieron sus páginas a disposición nuestra para contar la historia de América Solidaria y Lucas en un gesto de apoyo a la difusión.
  • Portales que independiente a su actividad nos publicaron como spa Trinity en Argentina o Encolombia un portal de contenido.
  • Enviamos la campaña por WhatsApp lo que nos permitió llegar a personas que no manejan redes sociales.

En total el video dentro de la campaña fue visto 3204 veces recibiendo mayor tráfico desde Twitter. Fue visto principalmente en Colombia, Argentina y en tercer lugar España. También fuimos vistos en lugares inimaginables como Vietnam, Corea del Sur o Serbia, así fuera una sola vez. Tuvimos una comunidad de 481 personas en Facebook y una actividad en Twitter que dejó aproximadamente el 30% de las visitas.

Solo tenemos agradecimientos para todas las personas que abrieron su corazón y nos donaron su tiempo para llegar a donde llegamos. Esperamos que las cosas buenas sigan para todos. Hay una sociedad por reconstruir y mucho trabajo por hacer pero juntos es posible.

Tomada de http://www.lagunabeachumc.org/Change%20The%20World%20Sunday%20Pictures

Economía colaborativa una tendencia en crecimiento

La facilidad para interactuar, la simplicidad en la reproducción y difusión de contenidos sumado a la creatividad de quienes están en la red, son elementos que han transformado la comunicación. Si agregamos a estas variables la realidad económica actual y ambiental en el mundo, obtenemos una tendencia que va en crecimiento y que revoluciona el consumo de las personas, la economía colaborativa.

Desde hace varios años se viene hablando de ésta como una revolución de la sociedad y según la revista Times “una de las 10 ideas que cambiarán el mundo”. Plantea ir de un consumo masivo a un consumo colaborativo basado en la idea de compartir y cooperar. Ray Algar, es quien introduce la temática y más tarde, en el 2010, Rachel Botsman en el TedxSidney advierte sobre las ventajas sociales y ambientales que trae.

La economía colaborativa es el intercambio de bienes o servicios entre personas desconocidas utilizando como medio de comunicación el internet, encontrándose de forma online y compartiendo offline. El objetivo principal de este tipo de economía es optimizar el uso de los bienes y/o servicios que tenemos a nuestra disposición; prima el beneficio del producto sobre el producto mismo, es decir optimizamos la eficiencia sobre la pertenencia ¿Por qué comprar una bicicleta, si puedo alquilar una? Es un ejemplo de lo que plantea.

Es correcto pensar paradójicamente que la evolución de la economía nos devuelve al pasado, al concepto del trueque y en donde compartir y colaborar está a la orden del día. La gran diferencia es la existencia de la tecnología y la facilidad oportuna que brindan las redes sociales, los blogs, los foros y demás espacios en los que la comunicación es de varios a varios (*tercera ola) y permite, además de acortar distancias y conocer nuevas personas, confiar en desconocidos creando la reputación online: la garantía para hacer parte de esta movida. Rachel Botsman en su conferencia habla incluso de la redefinición del concepto amigo y vecino.

Hay una extensa lista (que sigue en crecimiento) de plataformas, grupos en Facebook, foros y páginas web dedicadas a promoverla y utilizarla a su favor. Se ha generado un gran crecimiento sobre todo en Europa pero dado su imparable evolución ya está en Latinoamérica. Por ejemplo éstas son algunas que ya están en Colombia: AlaMaula, Uber, Donacción, Nerdbooks, Pedalea Por Bogotá y Tarea Plus (tomado de consumocolaborativo.com). 

Así como el marketing tradicional tiene sus “4 P” la economía colaborativa tiene sus “5 R’s”: Reducir, Reutilizar, Reciclar, Reparar y Redistribuir.

Sin más preámbulo hoy los invito a ser parte de esta increíble revolución, que es una de las ideas que promueve el cambio en el mundo que tantos esperamos.

*La tercera ola hace referencia a la transformación social actual. Habla de comunicación de varios a varios, de personalización en vez de masificación, en dónde  todos pueden ser consumidores y productores al mismo tiempo, en donde la tecnología permite compartir lo que hacemos con los demás.